Trata a tus clientes como la campeona mundial de basket: España

Seguro que lo viste o te has enterado. Si no es así escucha porque es muy importante.

La selección española de baloncesto acaba de ganar el mundial celebrado en China.

 

¡Qué grandes! Pero . . .

 

Esto no es lo realmente importante, que también. Ganar un campeonato así es algo histórico y muy muy difícil. No les quito ningún mérito. Todo lo contrario.

¡Enhorabuena a los premiados!

El detalle que quiero destacar de vital importancia es como lo celebraron los jugadores españoles.

Porque su forma de hacerlo es una lección humana y de ventas en toda regla.

 

Escucha.

 

El árbitro pita el final del partido y en ese momento algunos de los jugadores ganan su primer título mundial. Otros ya el segundo. Van a escribir su nombre en todos los libros de historia.

Serán recordados siempre.

Es algo grandioso no, lo siguiente.

 

¿Y qué hacen todos ellos?

 

Pero todos absolutamente, sin ninguna excepción. ¿Qué hacen?

Aquí la lección.

 

Antes de celebrar nada, antes de empezar a dar saltos de alegría, antes de volverse locos con toda la razón del mundo hacen algo muy humano.

Se van a felicitar a todos los jugadores de la selección argentina por su gran campeonato.

¿No es increíble?

 

¡Qué lección de humildad y respeto!

 

La prensa internacional admira este gesto y eso les hace más grandes aún. Les da más notoriedad. Más visibilidad.

¿Ves por dónde voy?

 

Haz lo mismo con tus clientes. Trátales con respeto. No les trates como si NO compraran en Media Markt. Ya sabes . . .

No quieras aparentar una cosa para al final decirle que «ya que paso por aquí y sin querer te ofrezco mi producto o servicio».

Esto 2 cosas: ni funciona ni se lo merecen tus clientes.

Son adultos y seguramente más inteligentes que tú y yo. Trátales como lo que son.

 

Bien.

 

No les vengas con cuentos para engatusarlos y luego cambiar de tercio.

Las cosas no se hacen así si quieres notoriedad y visibilidad.

Se directo, honesto y jugador de la selección española.

 

Respeta.

 

Además, aprovecha que aunque son gerentes, encargados, responsables, presidentes o lo que sea . . . en el fondo son personas. Sus instintos y gustos son los mismos que los de cualquier otro mortal.

En el fondo a todos nos gusta lo mismo.

Hasta aquí la lección de Ricky, Marc, Sergio, Rudy, Víctor, Juancho y todos los demás. Gracias.

Lección aprendida.

 

Ahora toca ponerla en práctica en tus emails. A partir de ya mismo.

Si te has quedado igual sin saber de qué te hablo o prefieres ver baloncesto en lugar de hacerlo tú . . . te puedo ayudar.

 

Juanmi Sellés

juanmi@instintivo.net

 

PD: Jamás he visto a ningún equipo de fútbol hacer lo que han hecho estos tíos del baloncesto. Y eso que cobran xcientos millones de euros más. Da que pensar.

instintivo
Logo
Shopping cart