Secreto de una abuela de 90 años para aumentar las ventas

Escucha esta historia porque es esencial para que puedas incrementar las ventas de tu negocio.

Da igual si vendes servicios o productos.

Esto funciona igual. Siempre.

 

Mira.

 

En las fiestas del pasado agosto de mi pueblo se organizó una cena con carne y embutido a la brasa.

Jamás pensé que ese día iba a aprender una lección de marketing de una abuela de 90 años.

 

Verás.

 

Pagaba el ayuntamiento y todos los vecinos estaban invitados a un bocata gratis.

Imagínate la de gente. Los 1000 del pueblo estaban allí.

No faltaba ni uno.

 

Llevaba más de media hora en la cola con unos amigos y en menos de 10 personas ya nos tocaba a nosotros.

Teníamos hambre.

 

Mucha.

 

En un despiste y sin darnos cuenta una abuela se puso justo delante de nosotros.

Y sin hacer nada de cola.

Vamos que se coló.

 

Mi amigo no se puedo aguantar y le soltó:

– ¡Abuela! Tiene que hacer cola como todo el mundo.

– No hace falta majetes.

– ¿Cómo qué no? ¿Qué será usted la Reina?

– Jejeje, no importa. Igualmente cogeré un bocata antes que vosotros.

 

Nos quedamos atónitos, pero terminamos echándola y desapareció entre la multitud.

Pero apunto de tocarnos a nosotros volvimos a ver a la abuela colona.

 

¿Y sabes qué?

 

Le estaban dando ya 2 bocatas.

No 1.

2.

Y ya, antes que nosotros, como nos había dicho.

 

¡Pero qué leches!

 

La tía se había ido por detrás del tinglado y había logrado su objetivo.

No hacer nada de cola.

 

Bueno.

 

Luego, mientras nos comíamos el bocadillo, lo hablamos y llegamos a una conclusión.

 

Ella lo hacía todos los años y en todos los actos del pueblo.

Ella tenía muchísima experiencia y nosotros ninguna.

Ella era una profesional de aquello y nosotros unos meros aficionados.

Ella se conocía todas las puertas traseras y todos los trucos.

 

Nosotros nada.

 

¿Entiendes?

Se movía como pez en el agua en aquel entorno y por eso conseguía sus objetivos.

 

¿Y qué tiene que ver esto con el Email Marketing y las ventas?

Pues todo.

 

Mira.

 

El que sabe los detalles que marcan la diferencia a la hora de escribir emails es el que tiene una lista sana llena de gente.

El que tiene experiencia y recursos para evitar que los correos se vayan a la bandeja de SPAM pues le hacen caso antes.

El que conoce la naturaleza humana y sabe de lo importante que es para las ventas pues vende mucho.

 

Los demás se quedan esperando en la cola.

No hay más.

 

Y para esto necesitas haber enviado primero cientos de emails en muchas campañas. O miles.

Vamos necesitas experiencia.

O ponerte en manos de un profesional que lo está haciendo desde hace años y lo siga haciendo con grandes resultados.

 

Esto es así en mi pueblo y en el tuyo.

Y donde sea.

 

Ahora ya te toca a ti elegir si quieres seguir haciendo cola o seguir el ejemplo de la abuela de mi pueblo.

 

Juanmi Sellés
juanmi@instintivo.net

 

PD: Si sabes cómo hacerlo bien pero no tienes tiempo o simplemente no tienes ni idea, ya sabes que me mandas un email y lo hablamos.

PD2: La historia, aunque es inventada, estoy convencido que pasa en todas las fiestas de pueblo.

instintivo
Logo
Shopping cart