Pesado de cojones y divertido o nada

Te cuento algo y me darás la razón.

Tengo una pareja de amigos en la que ella es más guapa que él. Esto es lo normal.

Lo raro es que una chica se más fea que su marido, novio o lo que sea que se lleven entre manos. Esto es muy raro. Pero que muy raro.

El caso es que ella es bastante más atractiva que él, como Penny y Leonard en la serie Big Bang Theory.

 

Bien.

 

Pues el otro día quedamos para comernos una paella en su casa. Una hecha con caldo y sobras de puchero valenciano. ¡Qué buena estaba!

Por cierto, esta paella no es muy conocida pero es una delicia para el paladar. No deberías venir a Valencia y no probarla. Sería un delito.

Sigo.

 

El caso es que después de bebernos 2 botellas de vino entre los 4, hablando de todo un poco, salió este tema al debate:

– ¿Y tú cómo acabaste con este con lo feo que es? Por el amor de 2.

– Hombre, tan feo no es y de joven era más mono, jejeje

– Lo que tú digas, pero . . .

– La verdad que al principio no me gustaba, pero era muy insistente y siempre estaba ahí para sacarme una sonrisa.

– ¿Y ya está? ¿Con eso te engatusó?

– Si te soy sincera no recuerdo si fue algo en concreto o la suma de todo. Lo que si recuerdo es que siempre me divertía y nunca fallaba. Era muy pesado, a veces. Pero me alegraba el día con sus piropos y tonterías.

– ¡Ah, vale! Ya lo he pillado.

– Sí. Y un día no sé cómo pasó, pero caí en sus redes y . . . hasta hoy. ¿Y sabes qué?

– ¿Qué?

– Sigue sacándome una sonrisa cada día.

– . . .

 

¡Será sencillo y básico! Esto ha sido así toda la vida. Desde siempre. Tiene todo el sentido del mundo.

Pues en los negocios pasa igual.

 

Mira.

 

Si tú estás en la bandeja de entrada de tus potenciales clientes y les entretienes a la vez que les ofreces tus servicios, ¿qué crees que pasará?

Si tú apareces en el momento exacto que ellos necesitan de ayuda como la que tú prestas, ¿qué crees que harán?

Pues eso . . .

 

Las personas somos básicas. En la esencia no hemos cambiado en miles de años.

Nuestro instinto sigue siendo en mismo. Sigue siendo animal.

Puro animal.

 

Si tienes un servicio para ofrecer y ayudar a tu lista de contactos, ¿por qué no lo haces?

¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Que no te lo contraten? Pero si eso ya no lo están haciendo.

 

Piénsalo.

 

Si necesitas ayuda para conseguir «ligar» otra vez a tus contactos, el email marketing es la herramienta perfecta.

Que sabes hacerlo tú mismo, genial. Empieza hoy y haz como mi amigo el pesado de cojones.

Que no sabes cómo hacerlo o no tienes tiempo, pues . . . escríbeme y hablamos.

 

Juanmi Sellés

juanmi@instintivo.net

 

PD: Reflexiona un poco sobre esto que te voy a decir: te he hecho leer hasta aquí sin aburrirte.

instintivo
Logo
Shopping cart