Esto mata sin remedio a los inmortales y a tus ventas

No hace mucho, apenas unos 10 años, fui con mi mujer al cine a ver la segunda parte de El Señor de los Anillos.

Ahora mismo da igual lo que pienses de esta saga, de ir al cine o de si 10 años son mucho o poco tiempo.

Lo que importa es que entiendas lo que te voy a decir y lo apliques a tus textos y comunicaciones con tus clientes.

Es vital para no «matarlos» y con ellos a tus ventas.

 

Sigo la historia.

 

Resulta que hay una escena de una batalla en la que creo que combaten millones de orkos, elfos, enanos, troncos, bronkos, humanos, alienígenas, pitufos, teletubis y quien quiera que salga en la saga. No tengo ni idea de todos los que salen. No soy friki de ella.

Pero eran muchos personajes distintos matándose entre ellos.

La enooooorme pantalla de cine era un río de sangre de todos los colores que te puedas imaginar y mutilaciones dónde quiera que miraras.

Daba igual el metro cuadro donde dirigías tus ojos, allí había algo estremecedor sucediendo.

 

¿Qué más?

 

Pues acompañando a toda esa orgía estaba la banda sonora, tan alta que podían escucharla desde la sala contigua de otros cines situados a 20 km. de donde estábamos.

A mí me marea el sonido tan fuerte.

Supongo que lo hacen para que estés muy atento a todo y el corazón te golpee tan fuerte el pecho por dentro que te provoque hasta moratones.

 

¿Y qué pasó?

 

Pues que en toda esa locura giro la cabeza para ver a mi mujer y estaba durmiendo.

Sí, sí, como lo oyes … durmiendo completa y plácidamente.

 

¿Y cómo puede ser eso?

Pues según sus palabras no le gusta nada El Señor de los Anillos y le aburría la película.

No hay nada peor para una persona que el aburrimiento.

Desconectamos enseguida y nos ponemos a dormir, a veces incluso con los ojos cerrados.

 

Mira.

 

Si una persona te aburre cuando te habla pues pasas de ella, la miras con ojos de pez telescopio, pero ni la escuchas.

Y si otro día te la cruzas por la calle simplemente tratas de esquivarla.

«Mierda, el pesado y aburrido del otro día, me escapo por esta calle aunque tarde 5 minutos más en llegar y pierda el bus.»

 

El aburrimiento mata a los inmortales.

Esto es así.

Ya lo decía Freddie Mercury en la canción “The Show Must Go On”. Si la escuchas bien entre líneas verás como sí lo dice.

 

Entonces …

 

Jamás, jamás, jamás, jamás de los jamases aburras a tus clientes.

No te lo perdonarán. Nunca.

Será el fin.

 

Pues bien …

Mi curso raro de Email Marketing Online es tan raro que ni si quiera es aburrido, es divertido, porque si no la gente se puede quedar dormida en medio de la batalla. Y así es muy difícil que aprendan. No imposible, pero muy difícil.

Y por supuesto explico la mejor manera de no aburrir, que no tiene nada que ver con divertir, a cualquier persona o ser viviente con el que te cruces.

 

Juanmi Sellés

juanmi@instintivo.net

 

PD: Si no te interesa aprenderlo y prefieres que sea yo quien no «mate» de aburrimiento a tus clientes, ya sabes que me mandas un email y lo hablamos.

PD2: ESTE ENLACE te llevará a un sitio donde puedes ver más detalles del curso raro de Email Marketing Online que he lanzado. A algunos les interesa. Quizás a ti también.

instintivo
Logo