Dalo por sentado y ahoga tus ventas en el fango

Te cuento algo que me pasó no hace mucho y luego te explico por qué debes tener mucho cuidado con das las cosas por sentado.

De lo contrario estarás ahogando tus ventas.

 

Empiezo.

 

Un señor mayor entra detrás de mí a un supermercado de estos que se llama «Super Patri».

No me han pagado ni nada pero que lo nombre tiene su por qué y en un siguiente email te lo explicaré.

 

Es primordial para vender.

 

El caso es que lo recuerdo porque tengo una amiga que se llama así y siempre que paso por delante me acuerdo de ella.

Estas asociaciones son algo que te he dicho en muchos emails que hace la mente de manera inconsciente y automática.

 

De ahí que debas aprovecharlo en tu favor.

 

El caso es que el señor mayor pide una barra de Pan a una chica del super que ve nada más entrar a la tienda.

La chica muy amable le dice que la coja el mismo en la estantería mientras se la señala.

El señor mayor hace caso y después se sitúa detrás de mí en la cola para pagar.

 

Hasta aquí todo normal.

Pero ahora …

… me doy cuenta que cuando el señor mayor llega a la caja registradora lleva solo la barra de Pan y se ha dejado la bolsa de papel que llevan todas las barras de pan allí en la estantería.

 

¡No es genial!

 

Me encanta cuando el universo me hace vivir estas experiencias.

Siempre rasco toda la piel tratando de sacarles el máximo aprendizaje.

 

¿Y qué aprendizaje hay en esta entrañable historia?

 

Pues que por mucho que demos las cosas por sentado cada persona es un mundo y nunca sabes cómo va a reaccionar.

Que lo que es lógico para unos no lo es para otros.

Y que jamás te creas con la verdad absoluta.

 

¿Y qué hacer con esta información?

 

Yo lo tengo claro … no prejuzgues a las personas a las que vas a dirigirte.

Y no escribas textos dando por sentado nada.

Tus textos deben ser tan flexibles que sean capaces de amoldarse a todos.

Desde el más espabilado o enterado hasta el más inocente o desgastado.

 

Ahora ya es cosa tuya.

 

No aplicarlo es como tirar un escupitajo hacia arriba o mear en contra del viento.

Ya sabemos lo que va a pasar.

 

Juanmi Sellés
juanmi@instintivo.net

 

PD: Si no te habías percatado de esto y ahora lo ves clarinete, ya sabes que me mandas un email y lo hablamos.

PD2: La curiosidad del día . . . Júpiter gira tan rápido que hay un nuevo amanecer casi cada 10 horas.

instintivo
Logo
Shopping cart