100.000€ y se la sudan ilógicamente

Hay un programa de entretenimiento que yo no sigo pero quizás tú sí.

Es Masterchef y hace un tiempo ocurrió algo que debes tener muy en cuenta.

Sobre todo si tratas con personas. Si tratas con koalas o ñus del Serengueti no hace falta.

Solo con personas funciona.

 

Te cuento.

 

Resulta que el programa terminó en la gran final, como siempre.

Un ganador y los demás también ganadores dicen ellos.

Aunque son perdedores.

Hasta aquí todo normal. De lo más normal.

 

Lo raro.

 

Que ya sabíamos todos el resultado que se iba a dar.

Los 5 primeros, numerados y ordenados.

¿Por qué? Porque una exconcursante cabreada se fue de la lengua en las RRSS.

No diré su nombre. Si lo quieres saber búscalo en internet, ¡qué Saray!, perdón ¡qué caray!

 

¿Tienes esto algo de raro?

No.

 

A la gente le gusta ser el foco de atención, que hablen de uno, aunque sea para mal.

Y además, la gente es incapaz de guardar un secreto. Nunca.

«Dímelo, tranquilo, no se lo diré a nadie.»

Esta debe ser de las mentiras más gordas y utilizadas en el mundo.

 

Bien.

 

¿Dónde está lo verdaderamente fascinante?

Fascinante para mí, para otros extraño, temerario o locura total.

 

Que esta exconcursante tiene una cláusula de 100.000€ de confidencialidad.

Y no podía largar nada. Bueno no debía. Porque poder sí que pudo.

Y largó lo más gordo.

 

Con 2 ovarios.

 

Luego tuvo que hacer frente para pagar aquella destroza.

Pero, ¿por qué alguien que no tiene dinero de sobra hace algo así?

 

Pues no tengo ni idea pero refuerza lo que pienso de las personas.

Que lógica, poca. Y felicidad, mucha.

Cuando hablamos de personas, la lógica suele estar de vacaciones.

 

Así que . . .

… no pretendas adivinar lo que va a hacer tu lista de contactos.

Por mucho que lo veas claro, harán lo que les salga de las narices.

Sea lógico o locura total.

 

Es así. Somos así de geniales.

Y esto es maravilloso para las ventas.

 

¿Qué hacer?

 

Pues estar siempre al pie del cañón para cuando decidan actuar. Sea con locura o cordura. Tú ahí siempre.

Es mi consejo. Yo lo hago. Y funciona.

 

Aplícalo y verás.

O no lo apliques y también lo verás.

 

Juanmi Sellés
juanmi@instintivo.net

 

PD: Si no sabes qué aplicar o el tiempo es tu locura entonces, ya sabes que me mandas un email y lo hablamos.

PD2: La curiosidad del día . . . las palomitas de maíz las inventaron los indios americanos.

instintivo
Logo
Shopping cart